Chica escribiendo, sonriente, con la cabeza rebosante de ideas
Desarrollo Personal

El compromiso: poder y magia

Estamos empezando un año nuevo, y, como es habitual, muchos establecemos una lista de propósitos para aportar cambios a nuestra vida y alcanzar las metas que nos hemos propuesto. Pero, ¿qué debemos hacer para que lleguen a buen término? ¿Cuál es el ingrediente secreto capaz de ayudarnos a cumplir nuestros sueños? Qué tiene que ocurrir, para que por una vez logremos hacer realidad estos propósitos?

La respuesta tal vez te sorprenda: comprometernos. ¿Por qué? Por que el compromiso es una mezcla de poder y magia, y de esto te quiero hablar hoy.

Propósito Vs Compromiso

Propósito Vs Compromiso

Convertir un propósito en un compromiso es lo que puede marcar la diferencia entre el fracaso y el éxito. Pero ¿cuál es lo diferencia entre el propósito y el compromiso?

Propósito

Según la RAE, el compromiso es el Ánimo o intención de hacer o de no hacer algo.

La lista de propósitos que elaboramos antes de empezar el año nuevo, no es otra cosa que una lista de intenciones, para implementar o suprimir hábitos, para adelgazar, hacer deporte, aprender un idioma o dedicarle más tiempo a nuestra familia, para conseguir una vida que nos guste más.

Pero todos sabemos que las intenciones, por buenas que sean, no suelen ser suficientes, si no van acompañadas de determinación, trabajo y voluntad de llevarlas a cabo, en una palabra: de compromiso.

Compromiso

¿Qué es el compromiso? La RAE define el compromiso como : obligación contraída, palabra dada.

¿Qué es lo que implica el concepto? Implica la consciencia de la importancia de cumplir con algo que se ha acordado consigo mismo o con otra persona y la obligación de cumplirlo.

Diferencia entre propósito y compromiso

Un propósito se puede olvidar, abandonar, cambiar, un compromiso no, porque el compromiso te obliga moralmente y no te permite fallar.

Enfocarnos y mantener nuestra atención

Todos sabemos que para lograr un resultado, hay que determinar un objetivo, diseñar una estrategia para alcanzarlo y mantenernos enfocados. Es difícil conseguirlo sin dejarnos deslumbrar por los objetos brillantes que pasan por nuestro cielo, pues vivimos en un mundo de estímulos constantes, asaltados por imágenes, audios, videos que nos hablan de multiples temas y en los que podemos perdernos hasta olvidar nuestra determinación. El enfoque es fundamental, pues implica mantener nuestra atención en lo que deseamos conseguir.

Cuando te enfocas, empiezan a suceder cosas…

Cuando te centras en un objetivo, ocurre que empiezas a recibir información de diversas fuentes sobre este mismo tema. Es algo parecido a lo que ocurre cuando haces una búsqueda en Google y no paras de recibir sugerencias relacionadas con ella, a partir de entonces. Pero en este caso, tiene una explicación científica y un nombre.

¿Es algo parecido a la ley de atracción?

Sí y no. Cuando deseas tener un hijo, no paras de ver mujeres embarazadas, carritos de bebés, anuncios de juguetes infantiles. ¿Acaso es casualidad? No. ¿Es la ley de atracción? Es atracción, pues en realidad, atraes todo lo que tiene relación con tu objetivo y tu propósito, pero no se debe a ninguna ley, sino a una pequeña parte de tu cerebro que se ha activado y trabaja a tu favor: el Sistema de articulación reticular.

SAR: sistema de articulación reticular

¿Qué es?

Es la parte del cerebro que comienza cerca de la parte superior de la columna vertebral y se extiende hacia arriba alrededor de dos pulgadas, que tiene un diámetro un poco más grande que un lápiz. Se podría considerar como un filtro que se asegura de que recibas la información que necesitas, y por lo tanto, juega un papel importante en todo lo que percibes diariamente.

¿Como funciona?

El SAR es una forma que tiene el cerebro de evitar que manejes demasiada información, y sobre todo, se encarga de distinguir entre informaciónes relevantes e irrelevantes.

¿Lo podemos activar?

Por supuesto que podemos activarlo de forma consciente, a través del enfoque, de la visualización y del compromiso. Cuando nuestro cerebro detecta que nos interesamos de forma activa en algo, se pone a trabajar y nos muestra todo lo que considera pertinente y que nos puede ser útil.

¿En qué nos puede interesar?

Si logramos poner a trabajar el SAR para nosotros, nos ayudará a cumplir metas y objetivos. Aparecerán opciones, posibilidades, noticias, todas ellas relacionadas con lo que nos interesa.

Conclusión

Cuando buscamos la manera de conseguir nuestros objetivos y lograr alcanzar nuestras metas, debemos aprovechar todas las herramientas a nuestro alcance. Más allá del propósito, el compromiso puede ponernos en marcha, mantener nuestra voluntad y nuestra capacidad de esfuerzo, y puede activar el SAR y ponerlo a trabajar para nosotros, convirtiéndolo en nuestro mejor aliado.

El compromiso no es milagroso, pero sí nos puede traer resultados asombrosos y llevarnos al éxito. Y para ilustrar este post, he rescatado un fantástico poema de Goethe que siempre me ha acompañado y que es una fuente inagotable de inspiración.

El poema más inspirador del mundo

Hasta que nos comprometemos,
existe vacilación…, la posibilidad de retirarse.

Pero en lo concerniente a actos de iniciativa y creación,
existe una verdad elemental,
y el ignorarla mata innumerables ideas y planes magníficos:

que en el momento en que uno se compromete,
también interviene la providencia.

Ocurren, entonces, todo tipo de cosas positivas,
que de otro modo jamás se habrían producido.
Una serie de acontecimientos derivan de esa decisión,
poniendo a nuestro servicio incidentes fortuitos,

encuentros insospechados y ayudas materiales,
que ningún hombre podría haber soñado con lograr.

Sea cual fuere tu sueño, comiénzalo. La audacia tiene genio, poder y magia.

Johann Wolfgang von Goethe

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Michèle Rodriguez Pastor.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad