Chica joven caminando por la nueva senda del 2024, con el horizonte despejado y mirando al sol
Desarrollo Personal

Una mirada retrospectiva para un mejor futuro y un feliz 2024

Estamos llegando al final de Diciembre y el año 2023 se acaba. Hoy, os propongo una mirada retrospectiva para diseñar un mejor futuro y un feliz 2024.

Recuerdo que el año pasado por estas fechas, llevaba solo tres meses con el blog, trabajando con ilusión para arrancar este proyecto, y preparé un artículo con una lista de 7 propósitos para el 2023:

Nunca escojas objetivos o logros que no dependan directamente de ti

No postergues tus sueños

Escoge metas realistas y alcanzablaes

Acepta tu propio ritmo

No te obsesiones con llegar a la meta

Disfruta el camino

Haz las cosas por lo que te aportan, pensando en el presente

¿Que me parecen mis propósitos un año después?

Un año después, me siguen pareciendo metas interesantes y que conviene recordar cada año, porque en mi opinión, las verdades no tienen fecha de caducidad. Siento también que antes de empezar otro año, surge la necesidad de reflexionar, tras una mirada retrospectiva.

Es necesario girarse y mirar atrás

¿Por qué mirar atrás? En mi opinión, la vida es un viaje largo, una senda sembrada de obstáculos, pruebas y contratiempos, donde solo podemos ir hacía adelante sin posibilidad de retroceder. Sin embargo, es válido detenernos para descansar y recobrar aliento y sobre todo para mirar atrás y contemplar el camino recorrido.

Evaluar los resultados

Es importante al final del año, antes de dedicarnos a planificar el que viene y establecer propósitos de forma automática, mirar en perspectiva los meses transcurridos y evaluar nuestros resultados. No se trata de juzgarlos en términos de fracaso o éxito, sino de observar lo que hemos hecho con nuestro tiempo, de evaluar nuestra capacidad de solucionar problemas, nuestra resiliencia, nuestros avances.

Hacerse las preguntas correctas con honestidad

Empecemos por recordar qué metas nos habíamos propuesto al inicio del año, qué hábitos o habilidades queríamos desarrollar o qué objetivos queríamos alcanzar. Preguntémonos si lo que somos hoy se acerca un poco más a lo que queremos ser, si hemos avanzado en el camino hacia nuestra meta o si, por el contrario, estamos en el mismo punto y nos hemos quedado estancados.

Medir logros pero también desafíos

Medir logros

Los logros son importantes, pues constituyen la retroalimentación que necesitamos para saber que estamos en el camino correcto y para seguir avanzando. Si es negativa, corremos el riesgo de desalentarnos y abandonar el objetivo, pero si logramos resultados, si es efectiva, sirve como piedra angular para fomentar el esfuerzo, mantener altos niveles de compromiso con nuestros objetivos.

Medir desafíos

A veces, es más importante considerar las dificultades a las que nos hemos tenido que enfrentar, las circunstancias adversas, los desafíos que hemos tenido que superar para lograr un resultado.

No se trata de lo que hemos logrado, sino también de lo que hemos tenido que superar para llegar allí. Los desafíos y cómo los enfrentamos son igual o más importantes para nuestro desarrollo personal como los logros en sí.

¿Y si la autoevaluación es negativa?

Que no cunda el pánico. Si nos damos cuenta de que no hemos avanzado, que no hemos alcanzado nuestros objetivos, o que nos hemos dispersado, que hemos perdido el rumbo, no dramaticemos. Es algo corriente, como equivocarnos de camino: no significa el fin del viaje sino un retraso, un contratiempo y tiene solución.

Detengámonos y analicemos lo sucedido. Tratemos de averiguar en qué punto nos hemos desviado del rumbo inicial, y corrijamos el error, volvamos a definir lo que queremos conseguir, seamos realistas, ambiciosos pero sin excedernos.

Rectificar es de sabios, es detectar el error y reajustar la trayectoria. Es ser capaz de solucionar problemas y seguir avanzando.

Haz una lista de logros

Por una vez este año,  haz una lista de logros, antes de definir propósitos.
Ahí va la mía:

En el 2023 he logrado:
Mantener y desarrollar mi blog
Escrbir cada día
Escribir un artículo cada semana para el blog
Publicar tres libros
Firmar mi primer contrato editorial

¿Quieres contarme cuál es la tuya?

Conclusión

Este año, antes de hacer la tradicional lista de objetivos, tomemos el tiempo de echar la vista atrás para evaluar nuestros logros, reajustar la trayectoria en función de los resultados. El camino sigue y nos lleva a nuestros objetivos. Seguro que estará lleno de retos y desafíos, pero forma parte de la aventura del desarrollo personal.

¡A por el 2024!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Michèle Rodriguez Pastor.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad