Mujer mayor sentada en la naturaleza con un libro en la mano contando una historia a unos niños
¿Te gusta escribir?

Narrador: el que te cuenta la historia

¿Quién es el narrador?

El narrador es el que cuenta la historia, la voz que relata los acontecimientos que atraviesan los personajes. Puede ser un personaje o cualquier entidad ficcional, que organiza la información del relato y, desde su perspectiva, el lector percibe, conoce e interpreta los hechos.

La importancia de la elección

La elección del tipo de narrador para nuestra obra es muy importante y no debe hacerse a la ligera, ya que condicionará el tratamiento que daremos a toda la historia. Debemos escoger el narrador que más se ajusta a nuestra historia, escoger si será una voz testigo o protagonista, si tendrá toda la información o solo parte de ella.

Tres tipos básicos de narradores

Según la voz que decidamos utilizar, existen tres tipos de narradores que corresponden con las personas gramaticales: el narrador en primera persona; el narrador en segunda persona y el narrador en tercera persona.

Narrador en primera persona

Se emplea mucho en la literatura contemporánea. Este tipo de narrador también es llamado narrador interno y puede ser el protagonista o un personaje de la historia. Nos está permitiéndonos ver, a través de sus ojos, los hechos y nos hace partícipe de sus pensamientos sobre lo que está sucediendo.

El lector interpreta y percibe los acontecimientos que conforman la historia a través de su relato. Aunque a veces se puede confundir con el narrador testigo, el narrador en primera persona no se limita a ser testigo de los hechos, sino que forma parte de ella. Narra los acontecimientos desde su punto de vista. No es objetivo ya que no solo se limita a relatar los hechos sino que participa en ellos, nos cuenta sus pensamientos y sentimientos sobre ellos.

Este tipo de narrador da cercanía al personaje, parece digno de confianza y le otorga un tono realista porque se supone que estuvo en el lugar de los hechos. Además, la primera persona le brinda al lector una mayor información sobre el personaje, más allá de que sea o no el protagonista de la historia.

Narrador en segunda persona

Se dirige al lector, a un personaje o a sí mismo. Su uso no es muy frecuente, porque no es muy fácil pero puede ser muy interesante porque es una forma de apelar a la empatía del lector.

Narrador en tercera persona

Es el que cuenta la historia y relata los hechos y está por lo general fuera de la historia. En algunos casos, este narrador puede tener una participación acotada en la trama.

Tipos de narradores según su papel en la trama

También se pueden clasificar los tipos de narradores según su papel en la trama.

Narrador omnisciente

Es el más corriente. Relata los hechos en tercera persona de forma objetiva, y sabe todo lo que sucede, conoce los pensamientos y sentimientos de los personajes, también sus intenciones, pero no participa en la historia.

El narrador testigo

No es un personaje principal, sino alguien que ve como ocurre la acción y nos la cuenta desde su punto de vista. El narrador testigo se encuentra incluido en la narración pero no forma parte de ella. Nos cuenta lo que ve, oye y sabe, pero no participa en los acontecimientos. Se expresa desde la primera o tercera persona y actúa como un observador de lo que sucede.

Narrador protagonista

Este tipo de narrador cuenta su propia historia en primera persona, siendo protagonista de la misma. Conocemos la historia a partir de él y por lo tanto, su narración de los hechos es subjetiva. Expresa sus opiniones, intenciones y sentimientos, pero no los del resto de personajes. Cuenta lo que sabe por lo que puede no conocer toda la información o todos los hechos del relato.
Se manifiesta contando la historia en primera persona, y asumiendo el papel protagonista de la misma. Los narradores protagonistas desarrollan su historia siendo conscientes de sí mismos en la trama y narrando desde ese particular punto de vista.

Suelen utilizar un lenguaje muy personal y subjetivo, acorde a su personalidad, procedencia y estatus, hecho que les proporciona naturalidad y también credibilidad.

Narrador observador

También lo llaman el narrador cámara, porque cuenta la historia en tercera persona, sin opinar sobre los hechos, mostrando solo que se percibe con los sentidos. Actúa pues como una cámara que registra los acontecimientos, todo lo que se ve y oye, pero sin incluir sentimientos, pensamientos o intenciones.

¿Cuál es el narrador más popular?

Tal vez el narrador protagonista que habla en primera persona sea, en la actualidad, el más popular, el que más atrae la atención de los lectores. Parece que el personaje se hace real y cobra vida, como si fuera una persona que le habla directamente. Por este motivo es el que más convence, el más creíble. Sin embargo no es tan fácil de manejar como lo puede parecer.

Es importante recordar qué información puede conocer o manejar, tener en cuenta que no puede estar en todas partes ni conoce los pensamientos o sentimientos de los demás personajes; puede imaginarlos pero nada más. En este tipo de narraciones, hay que acordarse de que solo se puede revelar la información a medida que el personaje la va conociendo.

Para lograr que sea creíble, se tiene que construir un personaje narrador con una voz propia, una forma de expresarse coherente con su edad y procedencia, su formación, una personalidad. Es importante que cuente la historia en pasado, ya que le permite manejar toda la información de la historia y sabe todo lo que ha pasado.

Otra versión de este narrador en primera persona que se ve muchísimo en las novelas actuales (hasta aburrir), es la narración coral. Se utiliza cuando hay más de un personaje principal y se quiere dar protagonismo por igual a cada uno de ellos. Suele repartirse los turnos de cada personaje de forma equilibrada, por lo que es usual observar un cambio de capítulo por cada personaje, y es un recurso muy socorrido para no confundir el lector y que sepa, en cada momento, quien está hablando.

Cabe subrayar que en la narración coral, pueden intervenir varias narradores, alternando narradores en primera persona, un narrador epistolar, un narrador equisciente, etc.

Es una opción algo complicada pero que puede dar muy buenos resultados y que yo misma decidí escoger en mi novela El triángulo del silencio.

Conclusión

Una elección acertada de un narrador para tu novela es sumamente importante para lograr contar la historia de la mejor forma posible.

No debe hacerse porque te guste más o menos, sino teniendo en cuenta lo que necesitas transmitir y cómo deseas hacerlo.

Recuerda siempre que lo que convierte una historia en inolvidable, no es solo la trama sino como te la han contado.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Michèle Rodriguez Pastor.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad