Mano abierta mostrando una pastilla roja y otra azul, junto con un gran punto de interrogación
Desarrollo Personal,  Resiliencia

¿Eliges la pastilla roja o la azul?

Seguro que esta frase te suena. Es la famosa pregunta que Morpheus le hace a Neo en la película de Matrix. Parece sencilla, pero no lo es. Esconde la trascendental tesitura de si quieres conocer la realidad o vivir sumido en la ignorancia.

¿Por qué cito esta frase de Matrix?

Te preguntarás a qué viene que cite una frase de una película de ficción, donde el protagonista tiene que tomar la decisión más importante de su vida: descubrir la verdad o seguir en la dulce ignorancia de una realidad engañosa. Pues hago referencia a Matrix, porque en mi opinión, el mundo en el que vivimos, cada vez se parece más a una sociedad distópica, una ilusión que con sus engaños controla a la gente que vive creyendo en la veracidad de esta simulación.

¿Vivimos en una distopía?

La distopía, según la RAE, es:

Representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causantes de la alienación humana.

Creo que esta descripción se ajusta bastante a nuestra sociedad que aliena los individuos, sacrifica las personas a favor de los colectivos, controla los pensamientos, restringe las libertades y adoctrina a los jóvenes. Sí, creo que vivimos en una distopía, donde pensar diferente tiene sus consecuencias, donde ser la voz discordante hace que te aparten del rebaño, donde está mal visto discrepar.

La importancia de la elección

En la película Matrix, el protagonista Neo decide aceptar la pastilla roja y opta por conocer la verdad, por dura que pueda resultar, y lo que se encuentra supera sus temores…

Tal vez nuestra elección no sea tan peligrosa, pero nosotros también nos enfrentamos a una elección, a dos actitudes radicalmente opuestas que pueden marcar una gran diferencia para el resto de nuestra existencia. Se trata de nuestro enfoque de la vida, de nuestra percepción de la realidad, de lo que decidimos creer y aceptar.

Pastilla azul: la dulce ignorancia

Si optamos por la pastilla azul, la de la «dulce ignorancia», seguiremos viviendo en nuestra zona de confort, aceptados por el grupo, como actores perfectos de una realidad ficticia, formaremos parte del rebaño. Seremos políticamente correctos.

Esta es la opción fácil, la más sencilla, que nos permite llevar una existencia plácida y sin peligros, donde todo permanece inmutable y sin cambios.

Pastilla roja: la cruda realidad

Si, por el contrario, tomamos la roja, deberemos enfrentarnos a la cruda realidad: la desinformación, la manipulación, el engaño, el adoctrinamiento, el rechazo de la mayoría, y por ende la soledad. Nos convertiremos en la oveja negra del rebaño y nos condenarán por balar de forma distinta.

Elegir la pastilla roja no es el camino más fácil ni el más cómodo. Implica saber cuál es la realidad que nos rodea, investigar, aunque no nos guste lo que descubramos. ¿Recuerdas esta frase de la biblia que dice que la verdad nos hará libres? (Juan 8:31-38)

Ser coherente y asumir las consecuencias de nuestra decisión

En una sociedad donde impera el pensamiento único y lo políticamente correcto, donde opinar de manera distinta que los que ostentan el poder está mal visto, escoger en solitario una dirección cuando el rebaño va en la opuesta, requiere de audacia y valor, porque significa ir a contracorriente, ser la voz discordante, la oveja negra.

Conclusión: Despertar o seguir dormidos

Así que aquí tenemos la elección: seguir sin hacernos preguntas y satisfechos con lo que nos muestran las apariencias, el relato y discurso que nos ofrecen a diario, o empezar a cuestionarlo todo; despertar o seguir dormidos.

«Si tomas la pastilla azul la historia termina. Despertarás en tu cama y creerás lo que quieras creer. Si tomas la pastilla roja estarás en el País de las Maravillas y te enseñaré cómo de profunda es la madriguera del conejo. Recuerda que todo lo que te estoy ofreciendo es la verdad. Nada más«.(Matrix)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Michèle Rodriguez Pastor.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad