Busto del emperador Marco Aurelio. El estoicismo puede hacer mucho por ti.
Desarrollo Personal,  Estoicismo,  Resiliencia

El estoicismo y lo mucho que puede hacer por ti

El estoicismo puede hacer mucho por ti y aunque pueda parecer una filosofía antigua, que lo es, sigue vigente y se puede aplicar con éxito a nuestra vida diaria.

La persona estoica es aquella que permanece tranquila en la adversidad y bajo presión, evita extremos emocionales y persigue su desarrollo personal a través de cuatro virtudes: 

  • Sabiduría: entendida como la capacidad de enfrentarse a situaciones complejas, saber actuar bien, de manera práctica y resolutiva.
  • Templanza: autocontrol y moderación, que consiste en no dejarse llevar por nuestros impulsos y adquirir resiliencia para poder enfrentarse a las adversidades de la vida.
  • Justicia: tratar a los demás con imparcialidad. Ser ético, humilde y no dejarse llevar por prejuicios.
  • Valentía: tener coraje para encarar los desafíos diarios con claridad e integridad.

Como decía Seneca: Algunas veces incluso vivir es un acto de coraje.

Un camino difícil

No nos engañemos, detrás de estas cuatro virtudes que parecen simples y obvias, se esconde un camino difícil y exigente que requiere esfuerzo, constancia, sacrificioi, ncluso en algunas ocasiones soledad.

Te preguntarás por qué hablo de soledad. Porque la dificultad y el esfuerzo no son conceptos populares y la tendencia general consiste en buscar los atajos, los caminos anchos y rectos, el placer fácil e inmediato, ilustrando la frase: lo quiero todo y lo quiero ya.

No es que el estoicismo sea para unos pocos, es que pocos están dispuestos a entrar en esta senda.

Ayudas en el camino

La filosofía estoica, como filosofía práctica para la vida diaria, brinda herramientas útiles para conseguir cambiar nuestro enfoque y obtener más logros con menos sufrimientos.

6 Herramientas valiosas

Fateri Errata

Debemos ser autócriticos para poder mejorar, observar con honestidad nuestras virtudes y debilidades, reconocer en qué podemos implementar mejoras. Es el concepto de Fateri Errata que significa: admite tus errores.

Somos humanos y como tal, es normal que nos equivoquemos; lo importante es saber darnos cuenta, rectificar, extrayendo un aprendizaje de cada error.

El poeta ingles, Alexander Pope, afirmaba que:

Errar es de humanos, perdonar es divino y rectificar es de sabios.

Apathéia

Según Zenón de Citio el creador de la filosofía estoica, la apathéia es un estado mental libre de pasiones. Si logramos conocernos y sabemos identificar nuestras emociones, las gestionaremos mejor.

Apathéia se podría traducir como la inteligencia que nos ayuda a enfrentarnos con templanza y serenidad a los retos, a los cambiosy la falta de reactividad a los conflictos.

Ataraxia

Según la RAE, la ataraxia es:

Calma, tranquilidad, frialdad, impasibilidad, impavidez, insensibilidad.

Sin embargo, para los estoicos, es mucho más. La definen como la ausencia de perturbaciones del alma, un estado de serenidad y ecuanimidad que se puede alcanzar con práctica. Con este estado libre de miedos y deseos, uno logra estar en el presente, manteniéndose sereno tanto en situaciones buenas como adversas.

Synpathéia

El concepto estoico de synpathéia recuerda la idea actual de empatía. Según Zenón de Citio, «Pensar que somos distintos del prójimo es tan sólo una ilusión perceptiva de nuestra especie», «lo que es malo para la colmena es malo para la abeja».

Debemos ser empáticos, desarrollar la compasión para lograr entender las motivaciones de los otros y hacer las cosas para que sean buenas para todos. La empatía nos permite ponernos en el lugar del otro, comprender que el dolor o el sufrimiento pueden originar su mal comportamiento y, si podemos, ayudarlo, ya que su beneficio repercutirá no solo en él sino en el grupo.

La synpathéia nos ayuda a entender que todos somos en el fondo iguales, luchando, amando, sufriendo y deseando ser felices.

Neutrom Moralis

El concepto de Neutrom Moralis hace referencia a la neutralidad moral.

Según Epicuro las cosas no son buenas o malas en sí, sino la manera en la que las interpretamosNo es lo que te sucede sino como lo interpretas.

No es fácil observar esta neutralidad moral cuando nos suceden cosas negativas. Nos solemos obsesionar con el problema, no conseguimos verlo con perspectiva. No podemos cambiar los hechos que no dependen de nosotros, pero lo que sí está en nuestras manos es cambiar nuestra actitud. Un fracaso amoroso, un rechazo editorial, perder tu trabajo no es en sí bueno o malo, sino que depende de cómo lo interpretes. Recordemos que en muchas ocasiones, lo que nos pareció inicialmente una catástrofe como una ruptura sentimental o un despido laboral, suele obligarnos a salir de nuestra zona de confort y considerar nuevas posibilidades. Las pérdidas amenudo esconden oportunidades que, de no haber ocurrido, no habríamos tomado en cuenta.

Circulo virtuoso

Este concepto nos habla de rodearnos de gente que sume en nuestra vida, que comparta nuestros valores, nos produzca confianza y nos aporte conocimiento. Nos conviene buscar entornos estimulantes y circunstancias que nos permitan crecer, con gente no solo buena sino incluso mejor que nosotros, para aprender y desarrollar todo nuestro potencial. Si somos los mejores de nuestro grupo, ¿qué podemos aprender?

Como suelen decir los estoicos: «sí eres el más listo en una habitación, estás en la habitación equivocada».

También es importante, desde el respeto y sin ser ofensivos, saber poner límites a las personas negativas que nos roban energía, nos restan o simplemente no nos aportan nada, limitando así su impacto en nosotros y en nuestra vida. Siempre hay que comprender que los demás tienen su propio camino individual, su propia historia y limitaciones y hacen lo que pueden de la mejor forma que conocen.

Crear un círculo virtuoso nos permite aplicar la apathéia y la synpathéia en nuestras interacciones sociales y saber distinguir, limitar, incluso apartar las que resultan tóxicas. Hay personas, en nuestras amistades tal vez incluso en nuestra familia, cuya negatividad permanente, mal humor o comportamiento drena nuestra energía. Debemos aprender a poner límites, guardar cierta distancia para que no afecten nuestra paz mental.  

La idea del círculo virtuoso es rodearnos de circunstancias y personas que nos hagan crecer, que nos aporten buena energía, porque de esta manera nosotros también creceremos, seremos felices y lo trasmitiremos al resto.

Conclusión

A pesar de que todo lo que represente esfuerzo y trabajo duro no esté de moda, estoy convencida de que el estoicismo, filosofía antigua que sigue viva siglos después, puede ayudarnos en nuestro camino aportando bases y pilares sólidos a nuestra vida, enseñándonos, como reza Invicto, el excelente libro de Marcos Vázquez a lograr más y sufrir menos.

Atrévete a probarlo. Ni te imaginas lo que el estoicismo puede hacer por ti.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Michèle Rodriguez Pastor.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad