Kaizen: mejora infinita. Mano extendida intentando alcanzar un símbolo del infinito
Conceptos japoneses,  Desarrollo Personal

Kaizen: mejora infinita

El japonés es uno de los idiomas cuyas palabras encierran conceptos tan profundos que necesitamos una frase, a veces más para explicarlas. Es el caso de oubaitori, kintsugi, ikigai, a las cuales hemos dedicados posts anteriores.

Kaizen es una palabra japonesa compuesta por el término Kai, que significa cambio y Zen que significa bueno.

Kaizen se puede traducir por: cambio a bueno, cambio a mejor, pero a mi me gusta más incluso el término de mejora continua.

El significado es que puedes, a base de esfuerzos constantes, mejorar en todas las áreas de tu vida, ya que los cambios pequeños y sostenidos acaban marcando la diferencia. La vida es un camino largo que se recorre a base de pequeños o grandes pasos, pero siempre hay que dar un paso mas.

¿De dónde viene el concepto de Kaizen?

El proceso Kaizen surgió después de la Segunda Guerra Mundial y fue desarrollado por el industrial estadounidense W. Edwards Deming en las décadas de 1950 y 1960. William Edwards Deming (1900-1993) fue estadístico, profesor universitario, autor de textos, consultor y difusor del concepto de calidad total.

Edwards creía que las empresas no podían competir si no eran capaces de mejorar continuamente su calidad y eficiencia y desde entonces sus ideas han sido adoptadas en todo el mundo.

Sus trabajos introdujeron los nuevos principios de la gestión, y revolucionaron su calidad y productividad. Fueron popularizados por los fabricantes japoneses cuyo objetivo inicial era mejorar continuamente los procesos para eliminar cualquier error, desperdicio de tiempo o recursos.

Se suele citar como ejemplo del modelo de mejora continua el modelo de producción de Toyota, que asegura centrarse en fabricar solo “lo que se necesita, cuando se necesita y en la cantidad necesaria”.

Este modelo se ha aplicado desde entonces a muchas empresas, pero en mi opinión puede ser útil para cualquier persona que quiere mejorar su vida.

10 principios básicos del Kaizen

1– Abandona las ideas fijas y cuestiónalas, descarta y abandona las ideas convencionales.

Hay que deshacerse de la idea de que las cosas son así, que siempre se han hecho así y probar metodos diferentes. Hay que salir de la zona de confort, romper barreras y normas, pues es la única forma de mejorar.

Como en la parabola de los monos, aquel que se atreve a salirse de de «lo establecido» es rápidamente apartado y despreciado por todos los demás pertenecientes a esa sociedad.

No actúes como los monos, mantente abierto al cambio y pregúntate: ¿qué pasaría si hiciera algo diferente?

2– No te dejes paralizar por la dificultad: no des nada por imposible, busca soluciones.

Cambiemos el enfoque: dejemos de afirmar que algo no se puede hacer, no funciona, no va a salir bien, y busquemos la manera de conseguirlo. Piensa, prueba, experimenta, es la única forma de progresar.

3– Transforma los problemas en oportunidades

Corrige y rectifica las equivocaciones, implementa la mejoras y hazlo ya.

4– Olvída el perfeccionismo, enfócate en lo simple

No esperes a tener la solución perfecta para empezar el cambio. Busca soluciones sencillas y empieza a aplicarlas desde ya, lograr un 60% de mejora es aceptable: un pequeño cambio es el principio de otros mayores.

5– No esperes para corregir los errores

No esperes a que los problemas crezcan y se vuelvan incontrolables. Si te has equivocado, reconócelo cuanto antes y corrígelo sin esperar.

6– Encuentra las ideas en la dificultad.

Convierte los problemas en ideas. Los problemas representan un reto. Aprende a identificarlos y genera soluciones.

7– Busca la raiz de los problemas

Cuando la encuentres, tendrás medio problema solucionado. Busca e identifica las causas para no repetirlos.

8– Practica el brainstorming

Ten en cuenta las propuestas de varias personas en lugar de contentarte con la tuya o esperar la idea genial de una sola persona. La cooperación brinda resultados mejores y más brillantes, porque aporta enfoques desde varios ángulos y por lo tanto mayor comprensión.

9- Prueba y valida

Una vez implementado un plan de acción, debes evaluar los resultados. Comprueba el éxito de los objetivos que te has marcado, determina si se han logrado o no. En caso afirmativo, valida el proceso. SI no, analiza las razones y reajusta el plan.

10– Nunca dejes de mejorar

Nunca se alcanza la perfección, por lo no hay límites a lo que puedes mejorar. Como lo afirma la filosofía del Kaisen, la mejora es infinita.

Conclusión

El kaizen es una filosofía que promueve la idea de que los pequeños cambios incrementales crean un impacto a lo largo del tiempo.  Es una metodología que se creó en principo para mejorar la calidad y la productividad de las empresas, pero cuyos principios son interesantes y extrapolables a nuestra vida.

Aplicando sus conceptos nos ayuda a desarrollar una mente abierta, habilidades, disciplina y compromiso para avanzar y superar situaciones de dificultad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Michèle Rodriguez Pastor.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad