Mujer japonesa con kimono debajo de un cerezo en flor. Nankurunaisa: todo va a ir bien
Conceptos japoneses,  Desarrollo Personal,  Resiliencia

Nankurunaisa: todo va a ir bien

Nankurunaisa, es una palabra que muchos califican como la más hermosa del mundo y que significa todo va a ir bien.

Como habréis observado, me gustan las palabras japonesas, no solo porque suenan de forma distinta, sino también porque expresan conceptos profundos que son muy diferentes de nuestro modo de pensar occidental.

Después de mi artículo sobre el ikigai, que significa vivir con un propósito, oubaitori que significa que no debes compararte con nadie, o kintsugi, que habla de la belleza de las cicatrices, hoy quiero hablaros de Nankurunaisa.

Significado

Nankurunaisa es una palabra que proviene de un dialecto de la isla de Okinawa, y se divide en tres ideogramas: Nankuru, Nai y sa.

Quiere decir: Nunca olvides quién eres y vive por hoy y por el mañana. Que jamás se te olvide sonreír y, por terrible que haya sido tu día, recuerda que el próximo sol te recibirá con una gran sonrisa. Tú haz lo mismo.

Esta sería la explicación larga, y existen varias interpretaciones, pero la esencia del mensaje sería algo como: Todo va a estar bien, No pasa nada o también: el tiempo todo lo cura.

Es una forma de infundir optimismo y esperanza ante la incertidumbre del futuro.

¿Podría ser un mantra?

Esta palabra, llena de energía positiva, que se repite para encomendarse al bien y para atraer la buena suerte, puede transmitir poder, consuelo y fuerza para resurgir de la adversidad y enfocarse hacia lo realmente importante.

En mi opinión, sí podría ser un mantra. Somos nosotros quienes escogemos las palabras y les damos poder, y cuando despiertan emociones significativas en nosotros se convierten en mantras poderosos.

Nankurunaisa: clave frente a la incertidumbre y el miedo

Frente a los desafíos de la vida, a la incertidumbre de lo que nos espera en el futuro, al miedo a las dificultades y al infortunio, necesitamos aferrarnos a algo para no hundirnos. Y este algo es la esperanza, la confianza de que todo va a mejorar, de que con el tiempo todo se arreglará.

Principios estoicos

Nankurunaisa, en muchos aspectos, me recuerda los principios estoicos del amor fati que consiste en abrazar la adversidad, y de la vista de pájaro que nos permite cambiar de perspectiva, distanciándonos de nuestros problemas, pero añade unos matices muy importantes: la confianza y la esperanza.

El solo hecho de pronunciar la palabra parece traer paz interior, serenidad y confianza en lo que está por venir, a la vez que te enseña que debes vivir en el hoy, sin olvidar que tarde o temprano llegará el mañana. Te aporta la confianza necesaria para alcanzar tus objetivos, ya que tienes fe en que todo saldrá bien, y la perseverancia que te ayuda a seguir adelante, a pesar de los obstáculos.

Enfocarse en lo importante

El concepto de Nankurunaisa viene a resaltar la necesidad de enfocar nuestras energías en lo importante, de relativizar los problemas cotidianos y concentrarnos en lo que de verdad importa. Más allá de un concepto, representa la filosofía de vida de Okinawa, un lugar que se asocia a la longevidad de sus habitantes. Puede ser útil aplicarla su enseñanza en nuestra vida diaria.

Nankurunaisa para lograr el bienestar

Ahí van algunas propuestas del Nankurunaisa, que podemos aplicar en nuestra vida cotidiana, para alcanzar un mayor bienestar:

1.- Practicar la relajación y la meditación

2.-Fijarse metas y objetivos personales realistas

3.-No sobrecargarse de trabajo ni responsabilidades

4.-Pasar tiempo con familia y amigos

5.-Tener aficiones recreativas que nos ayuden a divertirnos y alejar las preocupaciones

Mientras hay vida, hay esperanza

Todo va a ir bien. Recuerdo haber leído este mensaje corto en el dibujo que una niña pegó a su puerta, justo antes del encierro por la pandemia. No estaba escrito en japonés pero expresaba el mismo concepto. Todo va a ir bien: cinco palabras que transmiten tranquilidad, esperanza y optimismo y ahuyentan el miedo.

Conclusión

Nankurunaisa encierra muchas de las enseñanzas del budismo y de la sabiduría oriental, nos incita a abrazar la paciencia, la perseverancia, nos habla de la sabiduría del tiempo que pone todo en su lugar y nos susurra que mientras hay vida, hay esperanza, que cuando una puerta se cierra, se abren otras.

Y también despierta, en un rincón de mi memoria, la niña que era. Recuerdo como mi padre solía decirme en francés, cuando estaba preocupada o asustada: ne t’inquiète pas, ça va aller (no te preocupes, todo va a ir bien). Esta frase vuelve a mi mente cada vez que me encuentro en dificultad y la acompaña la imagen tranquilizadora de mi padre que ya no está, pero sí continúa vivo en mi corazón.

Transformemos pues Nankurunaisa en nuestro mantra, miremos el futuro con esperanza, confiando en que el tiempo pondrá todo en su lugar, pero sobre todo, confiemos en nosotros mismos, con la certeza de que todo va a ir bien.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Michèle Rodriguez Pastor.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad