Voluntad o cabezonería, hormiga levantando un palo de un tamaño descomunal
¿Te gusta escribir?,  Resiliencia

Voluntad o cabezonería: tus aliadas en el camino

Hay muchas cualidades útiles y necesarias para lograr tus objetivos en la vida y alcanzar tus metas. Al contrario de lo que muchos piensan, el talento, aunque es importante, no es suficiente si no va acompañado de trabajo sostenido en el tiempo y humildad, entendida como capacidad de encajar los fracasos y aprender de ellos; y te sorprenderá saber cual es la virtud más importante para conseguirlo.

Se trata de la voluntad. Si alegas que careces de esta cualidad, entonces puedes optar por su alternativa, la cabezonería; porque ser cabezón, y lograr transformar este defecto en cualidad, te ayudará a superar el filtro del tiempo. Así que la voluntad, la cabezonería o la tozudez son tus aliadas en el camino.

La cabezonería y el escritor

Según César Mallorquí, autor de renombre autor de muchas obras premiadas,

«Supongo que el 90 % de los escritores noveles carecen del talento necesario para triunfar; al menos, eso dicta la Ley de Sturgeon. Pero queda un maravilloso 10 % de personas que, si tuvieran la paciencia y el empeño necesarios para aprender, podrían llegar muy lejos. El problema es que muchos de ellos, cegados por la impaciencia, abandonan a los pocos fracasos. Porque carecen del gran defecto/virtud de la cabezonería».

Aclaraba que por cabezonería no quería decir obcecarse en defender los propios errores , sino encajar los fracasos, aprender de ellos y volver a intentarlo.

Encontraréis esta y más reflexiones interesantes en su libro: Esto no es un manual de escritura (pero lo parece).

El filtro del tiempo

El 10% de personas de los cuales habla César Mallorquí, son los que no aguantan, se rinden ante la dificultad o el fracaso y abandonan, perdiendo con su impaciencia, la oportunidad de comprobar si lo hubieran conseguido.

Es legítimo y lo entiendo. Porque a veces, te sientes tan colapsado que no sabes si dejarlo todo y darle otra dirección a tu vida. En estos momentos es importante no precipitarse y recordar que los resultados suelen tardar en llegar, y no son fruto de la suerte sino de muchos años de dedicación, y esfuerzo sostenido.

De pie, frente al abismo, te preguntas si es mejor saltar o darte la vuelta y cambiar de rumbo. Este abismo, este que Seth Godin llama The dip ,es de alguna retorcida manera un filtro, una prueba de resistencia. Solo sobreviven los mejores y los que tienen un objetivo claro y definido. Así que si te planteas abandonar, aguanta un poco más, y pregúntate si lo has dado todo, si ya no hay nada más que puedas hacer.

Trabaja sin apegarte al resultado

Suena más fácil decirlo que aplicarlo, pero en mi opinión el objetivo, la meta, tiene que ser solo la referencia, las coordenadas que introduces en el GPS de tu vida, este lugar al que quieres llegar. No por eso debes olvidarte de disfrutar del viaje y de vivir hasta que lo hayas logrado. Porque cuando lo hagas, si es que lo consigues, la satisfacción será fugaz y lo más probable que apenas la hayas saboreado establezcas un nuevo objetivo.

Así que es mejor trabajar en la consecución de tus metas pero sin apegarte a los resultados. De vez en cuando, echa la mirada atrás, pero hazlo solo para comprobar el camino recorrido y asegurarte de que avanzas hacia tus sueños. Disfruta de cada paso en la buena dirección, celebra cada logro, sé consciente de tu evolución.

Echando la vista atrás

Empecé a escribir cuando era adolescente, en Francia. Primero fue poesía y en francés. Mis circunstancias cambiaron y cuando me instalé definitivamente en España, pasé a escribir novelas, y a hacerlo en español. He tardado mucho en aprender, en pulir mis textos, aprender técnicas y reflexionar sobre escritura. He estado tentada de abandonar muchas veces, pero hoy sigo aquí.

En septiembre de 2022, inicié esta página web y me propuse, como reto, ser capaz de escribir casa semana en ella. He conseguido alcanzar este reto y las visitas han aumentado considerablemente. No podría estar más satisfecha por los resultados conseguidos.

He auto publicado varios libros, un total de siete y hoy, estoy a punto de publicar por primera vez a través de editorial.

El 30 de abril saldrá a la venta mi novela infantil El bosque del miedo, gracias a Henko Ediciones. Es un gran paso para mi, y me siento orgullosa del camino recorrido, consciente de que lo hice a base de esfuerzo, trabajo y tenacidad. No estoy intentando alardear, solo pretendo demostrar que si bien los milagros no existen, el trabajo y la voluntad, acaban dando sus frutos. Sí, se puede.

El oficio de escribir

En mi opinión, el escritor se hace, nadie nace con el don o el gen de la escritura. Escribir es un arte pero sobre todo un oficio, y como tal, requiere de tiempo, esfuerzo, reflexión, tenacidad, paciencia y aguante. Aprender a encajar los fracasos y rechazos editoriales, continuar sin perder la fe, mantenerte fiel a tus sueños y coherente con ellos, tener coraje, voluntad y sobre todo cabezonería.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Michèle Rodriguez Pastor.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad